Calle Castelló 107, Madrid
91 562 12 32
ufedema@ufedema.es

¿QUÉ ES LA ARTROSIS CERVICAL? Por REKOVERY CLINIC

¿Qué es la artrosis cervical?

Se trata de una la degeneración articular y posteriormente ósea de la región cervical. Es una de las zonas más comunes de artrosis en el cuerpo humano, degenerando el cartílago y los huesos y tejidos de la misma. Esta afección reumática afecta sobre todo a mujeres de avanzada edad, mayores de 50 años.

 

Síntomas de la artrosis cervical

El indicador más grave que desencadena padecer artrosis cervical es el dolor de cuello, conocido también como cervicalgia. Además, se presenta rigidez articular, fomentando la degeneración ósea por el roce entre las carillas articulares de las vértebras. Se origina una contracción de los músculos de alrededor como mecanismo de defensa.

El vértigo es otra señal común, por el que los pacientes sufren mareos cervicales, los cuales pueden afectar a la sensación de equilibrio del paciente.

 

Causas de la artrosis

El desgaste propio de la edad es el principal motivo para padecer esta patología. Se producen microtraumatismos repetitivos a lo largo de nuestra vida que hacen que el cartílago de las articulaciones que lo recubre y el disco que existe entre las vértebras disminuyan su grosor y pierdan su función de amortiguar el movimiento y absorber impacto sobre esta región.

Otra razón es a consecuencia de los factores genéticos y ambientales, siendo muy común la mala higiene postural. Por último, la artrosis cervical también puede desarrollarse de una manera más clara debido a traumatismos, infecciones o malformaciones.

 

Diagnóstico de la artrosis cervical

En algunos casos, la artrosis cervical no presenta síntomas, por lo que tiene que confirmarse mediante pruebas de diagnóstico por imagen. En una radiografía es posible ver este desgaste. Además, la formación de osteofitos (protuberancias óseas en los extremos de las vértebras ocasionados por la erosión de la subcondral del hueso) y la disminución de espacio entre una vértebra y otra provoca que se identifique fácilmente que existe una evolución de la artrosis cervical.

En el caso de sospechar de alguna complicación asociada a la artrosis, se podría pedir otras pruebas como la resonancia magnética, el escáner y la gammagrafía ósea, pero estas serían en casos muy puntuales en los que el especialista observará una evolución avanzada de la lesión.

 

Tratamiento de la artrosis cervical

Para conseguir ralentizar la evolución de desgaste en esta región, se pueden seguir una serie de consejos:

  • Hacer ejercicios de movilidad activa de la zona cervical y dorsal sin dolor.

 

  • Mantener una flexibilidad óptima de los tejidos adyacentes a dicho área.

 

  • Relajar la musculatura para que disminuya la tensión y realizar actividades que no requieran sobreesfuerzo.

 

  • La tecarterapia puede ser eficaz en estos casos.

 

  • Uso de tratamientos farmacológicos con función analgésica o antiinflamatoria.

 

  • Aplicar calor en la región cervical un par de veces al día.

 

  • Realizar una serie de ejercicios de estiramientos cuando se finaliza la actividad deportiva.

 

  • Las prácticas de yoga y pilates son muy recomendadas en estos casos, ya que son beneficiosas para mejorar la elasticidad de la zona cervical.

Una vez se ha aplicado un tratamiento de fisioterapia cervical no invasivo, si el paciente no presenta una mejora física, es recomendable optar por una operación quirúrgica. Existen varios tipos de intervenciones, dependiendo del tipo de artrosis y grado de esta, siendo una de las más comunes la artrodesis cervical, que consiste en la fusión de discos vertebrales.

 

Ejercicios no recomendados

Existen ciertas pautas que hay que evitar si se sufre este tipo de artrosis, como las siguientes:

  • Evitar cargar con gran peso, pero en caso contrario hacerlo por encima de los hombros.

 

  • No realizar movimientos bruscos de la columna cervical, como por ejemplo, al nadar al estilo de braza.

 

  • Eludir los movimientos que produzcan tensión en el cuello.

 

Rekovery Clinic es una clínica de fisioterapia deportiva en Madrid especializada en este tipo de lesiones, donde podrás realizar tu rehabilitación con grandes profesionales del sector.